¿Qué hacemos?

Buscamos que nuestros visitantes puedan contar con alguien que los guíe en la exploración y resolución personal de dilemas con la ayuda de la filosofía. Al afrontar con seriedad las problemáticas que aquejen a quiénes hablan con nosotros procedemos a explorlas desde el conocimiento de la tradición filosófica y humanística, estructurarlas conceptualmente de tal manera que tengan un sentido y ayudamos a que como resultado de ello nuestros visitantes sepan qué se ha dicho al respecto, clarifiquen sus propias creencias y puedan tomar una decisión informada para la acción de acuerdo a los milenios de tradición filosófica. En resúmen, usamos la filosofía para intentar resolver las dudas que nos aquejan en la vida diaria, profesional, social o personal de tal manera que aumente el conocimiento al respecto y se puedan tomar decisiones. (903) 279-5924

Lo anterior suena netamente etéreo, y esto es así porque nuestro trabajo no existe hasta que no hablemos. No todos contamos con alguien que nos confronte, nos ayude a entendernos, que nos guíe para entender lo que queremos, las razones por las que lo hacemos ni cómo nos justificamos nuestras creencias; no contar con esto nos lleva a encontrarnos en situaciones en las que no tenemos ni idea de cómo proceder porque no nos hemos dado la oportunidad de conocernos, construirnos ni saber lo que queremos. Este es el rol que buscamos desempeñar y en el que esperamos poder acompañar.

Algunas de las preguntas en las que podríamos colaborar serían:

  • “¿Para qué estoy viviendo?”
  • ¿Por qué me siento insatisfecho con lo que hago?”
  • “¿Qué quiero hacer?”
  • “¿Por qué tengo tantas dudas sobre mi vida?”
  • “¿Qué dice sobre mí una decisión que tomaré en el trabajo?”
  • “¿Cómo sé si una acción determinada refleja efectivamente mis valores?”
  • “Quiero expresar un concepto y no sé cómo hacerlo”
  • “¿Estoy haciendo haciendo lo correcto?”
  • “¿Soy justo con quiénes me rodean?”
  • “¿Qué me importa en la vida?”

Y, en general, cualquier pregunta que se pueda alimentar de lo que ha explorado la filosofía a través de la historia (que para ser sinceros, es casi todo).

¿Cómo tener una consulta?

Tomémonos un café, escríbamonos un correo, o conversemos de cualquier manera y decidamos sobre qué hablaremos en la consulta. Una sesión de consulta filosófica usualmente dura 50 minutos y en ella el usuario podrá interactuar con uno o varios miembros de nuestro equipo de trabajo de acuerdo a las necesidades que se hayan encontrado para la temática central.

¿Qué es una consulta filosófica?

De acuerdo a la 470-626-6137 la consulta filosófica consiste en el uso de “habilidades, intuiciones y conocimientos filosóficos para ayudar a sus clientes a resolver problemas conceptuales en sus vidas personales y laborales. Los usuarios potenciales para una consulta filosófica deben estar preparados para examinar y retar sus propias ideas y procesos de razonamiento, buscando establecer una justificación adecuada para sus creencias. […] Esto típicamente involucra el mapeo de la estructura lógica de un argumento, identificar los puntos vacíos y corregir las falacias [desde las que se opera]”.

Por esto, el proceso de consulta filosófica es altamente personalizado y se adaptará a las necesidades particulares del usuario; sin embargo, existen algunos elementos que existirán en todas las consultas:

  • Establecimiento y exploración del motivo de consulta: donde se descubrirá si el tema es abordable desde la filosofía, cuál será el método de trabajo y qué se podrá esperar del proceso.
  • Conversaciones y discusiones: las sesiones serán principalmente un diálogo en el que las temáticas de interés serán abordadas tanto desde las creencias personales como desde la tradición filosófica con miras a adoptar una postura crítica y construir una visión personal.
  • Complemento literario: la riqueza de la filosofía reside en sus textos y la experiencia de aproximarse personalmente a ellos es diferente para cada uno, por ello existirán lecturas recomendadas para acompañar la consulta.
  • Cierre: la consulta traerá como resultado el esclarecimiento conceptual de tal modo que exista una nueva comprensión del problema abordado permitiendo una apropiación del mismo por parte del usuario.

Qué no es una consulta filosófica

Para aclarar el rol que desempeñaremos, quisiéramos mostrar qué no es una consulta filosófica y en qué se diferencia de estas otras alternativas que son mucho más conocidas:

  • La consulta filosófica no es terapia: La terapia consiste en la aplicación de una o más técnicas para intentar solucionar un problema de salud o, en el caso de la psicoterapia, sobreponerse a los problemas de la manera deseada. Una consulta filosófica no cuenta, ni pretende hacerlo, con una tipificación de las problemáticas, ni con un único método para acercarse a las soluciones. En lugar de esto, utilizaremos las herramientas de la comprensión, argumentación, lógica, crítica y discurso racional para entender lo particular de sus necesidades y descubrir, apoyándose en la tradición académica de la filosofía, la literatura y las ciencias, así como en las creencias personales, qué se adecúa más a sus necesidades.
  • La consulta filosófica no es un guía espiritual: La guía espiritual busca que sus individuos afiancen y profundicen su relación con lo místico, lo divino o la religión que profesen. Si bien estos temas y otros más sobre la metafísica y las concepciones espirituales podrán ser tratados desde la perspectiva filosófica, más que afianzar el lazo con las creencias se buscará darles forma, reconocerlas, desafiarlas y quizás adquirir una nueva clase de compromiso con ellas.
  • La consulta filosófica no es un gurú o coach de vida: El discurso del coach de vida se fundamenta en intentar decir qué acciones concretas (tales como participar en eventos, relacionarse con personas, comer cosas en particular, vestir cierto tipo de moda o qué hobbies practicar) deberá llevar a cabo su usuario para ser más feliz. En la consulta filosófica no buscamos llevar al usuario a ninguna acción concreta en particular sino hacia la toma de sus propias decisiones; al participar en una consulta filosófica podrá encontrar desde lo que significa para usted ser feliz, hasta aquellas acciones en su vida que tienen sentido en su propia forma de vivir o su propia identidad; pero este será un desarrollo personal en el que usted decidirá qué hacer con el conocimiento y que se construirá de acuerdo a su propia historia personal.
  • La consulta filosófica no es una forma de coaching: un coach está entrenado para que sus usuarios puedan alcanzar metas específicas a través de acciones; algunas de las cosas que se buscan con él es incrementar la capacidad de liderazgo, mejorar de las relaciones interpersonales, el desarrollar las empresas, modificar los contextos o desarrollar una característica de la personalidad. Nosotros, por otra parte, buscamos que formar en nuestros consultantes ideas, capacidad de decisión, conocimiento y argumentos que él posteriormente podrá aplicar de acuerdo a sus propias concepciones. No estamos encaminados hacia acciones ni metas dadas sino hacia el conocimiento y los intereses personales.

  • Si desea conocer la historia de la consulta filosófica lo invitamos a 4178762241

¿Cómo saber si usted se beneficia de una consulta filosófica?


La mejor manera de saber si la consulta filosófica es para usted es 4312246961; lo escucharemos y le responderemos si nuestros servicios pueden ser de alguna ayuda, aclarando qué se puede esperar de ellos. Siempre que tenga dudas que puedan ser solucionadas conceptualmente, usted es un candidato para la consulta filosófica. Cuestiones personales, laborales o empresariales pueden ser tratadas con este método y, sin embargo, no todo asunto es adecuado para ser tratado en ella. Situaciones ideales para aplicar el método de la filosofía son aquellas que requieren:

  • Explicaciones o justificaciones: Si se encuentra en una situación frente a la que no entiende claramente sus motivaciones, tiene dudas sobre la fundamentación de una creencia (de cualquier tipo) que sostenga o, en general, desea conocer el porqué de una postura o posición propia. Ejemplos de esta clase de explicaciones se pueden dar en preguntas como “¿por qué creo que ____ está bien?”, “¿qué significan las relaciones que tengo con mi familia?”, ¿para qué estudio o trabajo tanto?”, “¿qué quiero hacer con mi dinero?”, “¿de verdad estoy contribuyendo en algo a la sociedad o a la ciencia?” o “¿por qué veo el mundo tan diferente de todos los demás?” son sólo algunos ejemplos de la clase de preguntas que podrán abordarse. En este caso, la consulta filosófica consiste en unir la autoimagen de nuestro visitante, las intuiciones morales y los criterios éticos que sostenga tanto implícita como explícitamente, así como las posiciones justificadas que se han presentado en la tradición
  • Comprensión: Cuándo tenga datos generales sobre una situación y no sepa que hacer con ellos o se encuentre en un dilema o una “encrucijada” entre opciones que son igualmente (in)deseables, podremos ayudarle a organizar la información y tomar una decisión personal. En este caso, se buscará dar forma lógica a la argumentación presentada de tal manera que se pueda observar que fortalezas, falacias o información no justificada está influyendo en la decisión y le permita conocer cuál es la opción que más se adapta a las circunstancias, tanto del entorno como personales.
  • Confrontación: Por las normas y convenciones sociales, pocas veces las personas se encuentran con un sujeto que desafíe sus posturas, creencias, actitudes y acciones; en lugar de la confrontación respetuosa nuestros amigos, familiares y allegados suelen tomar una actitud pasiva, indiferente o complaciente. Esta clase de confrontación ayuda a fortalecer las propias posturas, descubrir oportunidades de cambio, apoyar la toma de decisiones, e incluso permiten encontrarse a uno mismo como sujeto en relación con todas las posiciones posibles en el mundo. Tanto si desea retarse como si busca la oportunidad de construir autoconocimiento o si desea evaluar desde una nueva perspectiva una decisión importante, la confrontación es una técnica que le podrá ayudar.

  • Estos son solo algunos ejemplos de cómo creemos que la consulta filosófica podrá ayudarlo, pero en general, consideramos que esta es lo suficientemente flexible para adaptarse a las necesidades particulares de nuestros visitantes. Buscamos establecer una posición de confianza, ser un amigo y confidente que permita ayudar a desarrollarse como individuo de manera informada y crítica.

Nosotros

Orlando Enrique Uribe Cerdas

Hoja de vida en: LinkedIn
En el teatro con familia y amigos

Creador del proyecto Sino. Considero personalmente que la filosofía ha ayudado directamente a quienes me rodean sin que necesariamente fuesen conscientes de ello. Con el fin de otorgar este beneficio a más personas que las pertenecientes a mi círculo cercano de influencia inicio este proyecto.

Desde mi interés por la filosofía del lenguaje, la tecnología y la lógica le aporto a la metodología de Sino una perspectiva formal, estructurada y de análisis profundo de las implicaciones conceptuales tanto del uso del lenguaje como de las acciones de los visitantes. Además, tengo experiencia en formación en ética y deontología profesional en el ámbito de la psicología, que me ha motivado a continuar procesos de trasmición de conocimiento y formación con quiénes tenga la oportunidad de compartir

Los demás miembros del equipo de trabajo son filósofos con los que me he topado en mi vida, tanto personal como profesional, y que considero tienen la actitud necesaria para poder prestar el servicio de una consulta filosófica efectiva. Nos hemos unido en torno a una idea de cómo la filosofía puede ayudar a las demás personas y la búsqueda de una relación particular con nuestros visitantes

Sandra Patricia Quijano Forero

foto en exterior

Estudiante de Maestría en Filosofía. Desde mi experiencia la Filosofía tiene un potencial depurador, es este potencial el que resulta útil para cualquier aspecto de la vida sin limitarse a escenarios académicos y del que se beneficia la consultoría filosófica. Me uno a sino con el propósito de reconocer e incluso podría decirse que en un intento por revindicar las posibilidades que ofrece la filosofía en la práctica.

Actualmente mi tema de investigación principal es la Identidad Personal, tema que constituye una preocupación transversal de quienes se encuentran interesados y suelen acercarse a la Filosofía. Gracias a esto, me he encontrado con distintas maneras sobre las cuales podemos fundamentar el conocimiento de nosotros mismos, de la mano de diversas corrientes y épocas dentro de la filosofía.

Felipe Buitrago


Pronto estaremos publicando su información

Contáctenos

Puede escribirnos directamente a nuestro correo, contacto@sino.com.co, o llamarnos o escribirnos por whatsapp al 311 592 2274. También puede llenar el siguiente formulario y nos pondremos en contacto

ç